Saltar al contenido.

Posts etiquetados ‘Marketing’

29
Abr

Con nombre propio: «Javier Gosende – Posicionamiento SEO y Marketing online»

Javier Gosende

No es la primera vez que asisto a una Conferencia del expecialista en Posicionamiento en Buscadores y Marketing Online, don Javier Gosende y, como era de esperar, esta tampoco dio de sí menos de lo que los presentes pudiéramos esperar.

En esta ocasión, bajo el título «Cómo ganar dinero con mi blog», y en el marco de las instalaciones del Centro de Emprendedores de Alicante (mapa), Javier nos fue desgranando los misterios y las habilidades necesarias para convertir un blog en algo diferente, en algo profesional que, ya no sólo pudiese sernos rentable desde el punto de vista económico —monetizar se dice ahora–, sino que nos sirviese, igualmente, como autentificación de nuestra marca personal.

De este modo, nuestro amigo Javier, transitó, paso por paso, por todas las etapas necesarias para construir un buen blog con forma de buena herramienta que nos permitiese alcanzar nuestros objetivos:

  • Identificación de nuestro nicho de mercado
  • Creación del blog de manera adecuada
  • Estudio y elección del modelo de negocio
  • Modos de Gestión de contenidos
  • "Monetización" de nuestro blog

    Funcionalidades para la potenciación, promoción y visibilidad del blog

  • Casos de éxito

Cada cual más interesante, manteniendo a los asistentes muy despiertos y presentes, a la vez que ansiosos por conocer más de una charla que se hizo corta por el conocimiento que el ponente transmitía y compartía.

Y si todo me gustó, sí hay algo que destacaría sobremanera: no hubo receta mágica alguna. Todo se puede conseguir pero sólo a base e trabajo. Y es que ese mensaje de Javier Gosende coincide de pleno con el que desde esta bitácora intentamos transmitir hace ya algún tiempo.

Sabíamos que porque nos van a gustar, tenemos que estar, pero de una forma, se insiste una vez más, consciente y bien programada.

La web es una muy buena herramienta para conseguir visibilidad, pero, como bien decía Javiernuestro éxito –si queremos que sea un éxito sostenido y perdurable, deberá basarse en los contenidos  la diferenciación y en el trabajo constante, dejando nuestra semilla diaria que, alguna vez, nos permita recoger la cosecha.

Y eso es algo que Javier Gosende sabe bien y pone empeño en transmitirlo. Y por eso es bueno que tengamos cerca a alguien como Javier Gosende que se encargue de recordarnoslo.

Enhorabuena don Javier.

Anuncios
26
Nov

Deja un hueco en tu vida para el marketing personal

Cuando hace unos días hablábamos desde este mismo blog sobre el marketing y tú, se hacía mención al  “marketing del día a día que nos puede ayudar a detectar esas necesidades que cubrir, reconocer esas facultades que necesitamos adquirir y encontrar a ese cliente al que podemos servir”. Y todo esto desde el reconocimiento de que el marketing bien entendido, no sólo nos ayuda a vender, sino que nos ayuda a mejorar.

Gestiona tu profesión y tu vida.

Desde ese ángulo y perspectiva quería iniciar este artículo planteando la reflexión sobre la idoneidad de aplicar los conceptos del marketing en nuestra forma de gestionar nuestra vida, tanto personal como profesional; y cito ambos aspectos pues creo más conveniente que nuestra manera de comportarnos sea en todas partes la misma –cuanto menos en el fondo, que es lo que cuenta– y, así dejemos de vivir en compartimentos estanco fingiendo roles que siendo ajenos a nuestra forma real de ser, no nos causan otra cosa que ansiedades y malestar.

Si echamos un vistazo a nuestro entorno, podremos observar que los asuntos andan muy revueltos por estas tierras –y qué voy yo a contar que tú  no sepas ya–. La oferta del factor trabajo, o sea, de mano de obra es muy superior a la demanda del mismo, siendo uno de los mayores males que afecta a nuestro sistema económico en muchísimos, pero que muchísimos, años. Y para rematar el asunto, de las pocas ofertas de contratación que se producen, a los demandantes de empleo, apenas les llega el conocimiento de las mismas y, por lógica, la oportunidad de optar a ellas –en un ejemplo más de ineficacia y de mala gestión de los recursos públicos, me permito añadir 1–, por lo que una gestión realista, seria, coherente, personalizada y, al fin, optimizada de nuestros planes de presente y futuro se hace hoy algo mucho más que necesaria, convirtiéndose en vital.

No juegues con tu futuro

No juegues con tu futuro

Desde este momento, si tenemos en cuenta que el marketing personal es una adaptación de estrategias empresariales y una interiorización de una manera de entender las relaciones personales y profesionales, este, el marketing personal se convierte en una extraordinaria herramienta –hoy más que nunca– para mejorar, en lo que cabe, nuestra posición en tan enmarañada situación del mercado laboral.

De esta forma, el marketing personal se convierte en plan operativo de tal manera que este “consiste en, a partir de unos objetivos marcados de vida personal y/o profesional, elegir las estrategias y herramientas más adecuadas para mejor conseguir estos objetivos, teniendo en cuenta la realidad de las personas que conviven con nosotros a nivel de relación y en muchas ocasiones en competencia, y todo ello dentro de un entorno cambiante 2 y este, salta a la vista, con una rapidez cada vez más acelerada –en proporción similar a la velocidad en que nuestros viejos esquemas se van derrumbando–.

El asunto, como bien se ve, es serio y es por eso que permito, no siendo yo quien para aconsejar, al menos lanzar la citada reflexión. Nos estamos jugando mucho, tal vez nuestro futuro –y posiblemente el de nuestros jóvenes 3–, con lo cual pienso que merece la pena plantearse cuestiones acerca de cómo intentar mejorar el panorama y, por qué no, considerar el dejar un hueco en nuestra vida al llamado marketing personal, sin olvidar, claro está, que tras todo esto, en la complejidad o sencillez de la propia vida, hay mucho más. Por ello no está de sobra el atender los buenos consejos de quien mucho y bien sabe esto4, al decir que “no todo es marketing” en la vida, pero sí una buena utilidad.

Fuentes y referencias utilizadas: